Print Friendly, PDF & Email

Aplicaciones

Neurofeedback se debe entender como un tipo de terapia de regulación del cerebro. Los problemas de regulación se pueden dividir en cuatro categorías: hiperexcitabilidad, subestimulación, inestabilidad y falta de supresión de los impulsos nerviosos (por ejemplo, trastornos convulsivos).

En principio, neurofeedback por lo tanto se puede aplicar a todos los trastornos que tienen algo que ver con el sistema nervioso central.

Neurofeedback se aplica, pues, con mayor frecuencia al TDA, TDAH, el autismo, la depresión, los trastornos obsesivo-compulsivo, tics, epilepsia y también en migrañas.

Neurofeedback también ha demostrado su valía con trastornos funcionales, como el insomnio, el bruxismo y el llamado síndrome de piernas inquietas.

Neurofeedback es particularmente eficaz con:

  • TDA (H) (Trastorno de déficit de atención e hiperactividad)
  • Ansiedad / ataques de pánico
  • Autismo / Asperger
  • Burn-out
  • Depresión
  • Epilepsia, lesiones cerebrales, pacientes en coma
  • Dificultades de concentración
  • Dificultades de aprendizaje
  • Trastornos de la conducta social
  • Trastorno de estrés postraumático (síndrome de estrés postraumático)
  • Estrés
  • Alto rendimiento
  • Insomnio